BACKGROUND CHECKS, LA MEJOR SOLUCIÓN DE COMPLIANCE EN LA CONTRATACIÓN DE CANDIDATOS DE EMPLEO Y PROVEEDORES

Latinoamérica está en plena expansión comercial y se ha convertido en una de las regiones más atractivas para la inversión extranjera de potencias mundiales como Norteamérica, Asia y Europa. Su competitivo recurso humano hace que Latinoamérica crezca el interés para compañías de clase mundial en los sectores clave de la economía. Todas ellas enfrentan el reto de equiparar sus estándares globales de verificación de candidatos de empleo en la región, a través de un socio confiable.

Son eficaces para mitigar riesgos

La verificación y revisión de antecedentes de candidatos y proveedores en Latinoamérica ha demostrado carecer de calidad en los contenidos y de rigor en el proceso. Además de emplear muchas veces prácticas invasivas y poco respetuosas de la privacidad de los candidatos, la información que aportan ha demostrado ser irrelevante a la hora de mitigar riesgos en la contratación. Raramente el número de focos de la casa, el coche del candidato o los símbolos religiosos que ostenta en sus habitaciones nos alertarán sobre los riesgos implícitos que puede existir en su contratación. Por el contrario, los background checks enfocan su interés en conducir revisiones y verificaciones de antecedentes en temas sensibles y directamente relacionados con los posibles riesgos de reputación para la compañía, que están implícitos en el nivel de responsabilidad del puesto que el candidato ocupará.

Son respetuosos con la información personal de los candidatos

Todo proceso de background check inicia con el consentimiento del candidato, del cual se harán las respectivas verificaciones y se revisarán sus antecedentes en diferentes temas, de acuerdo a la responsabilidad del puesto que ocupará. No todas las posiciones representan el mismo nivel de riesgos por lo tanto exigen diferente nivel de verificación o compliance. Lo importante es que en todo momento el candidato sabrá que está siendo revisado y habrá aportado su autorización para este proceso. En caso de encontrar algún hallazgo sensible, la compañía no tomará una decisión sobre su contratación sin antes haber concedido al candidato la posibilidad de aclarar o explicar una determinada situación que plantee dudas sobre su selección.

 Cumplen con la regulación local

Cada país de Latinoamérica ha avanzado a diferente ritmo en cuanto a la implementación de regulaciones que impactan directamente sobre los procesos de verificación de antecedentes. Las compañías extranjeras son extremadamente escrupulosas en vigilar el cumplimiento de dichas regulaciones locales para no incurrir en pesadas multas relacionadas con el mal manejo de la información personal sensible de los candidatos o en temas de discriminación. Siendo los background checks su herramienta de verificación más extendida, deberán asegurarse de que su proveedor de screening respete siempre la legislación local vigente en cuanto a las fuentes, al modo de obtener esta información y a su uso con fines de contratación.

 Abren nuevas oportunidades de negocio

Cuando una compañía extranjera opera en Latinoamérica necesita preservar sus mismos estándares globales de compliance a nivel local. Lo mismo ocurre cuando el fenómeno es el inverso. La compañía latinoamericana necesitará equiparar sus estándares locales de cumplimiento, con las mejores prácticas que existen a nivel internacional y que rigen a sus potenciales socios y clientes en el extranjero. Contar con un proveedor de background checks que conduzca verificaciones y revisiones de antecedentes de candidatos de empleo y de proveedores con estándares internacionales, implica asegurar para ambas partes los niveles de cumplimiento necesarios para establecer relaciones confiables y duraderas. Los background checks han demostrado ser eficaces en mitigar riesgos en los procesos de contratación, asociación, fusión y adquisición de compañías, y sientan bases sólidas para la operación de las compañías más allá de sus fronteras.

 Son medibles

La eficacia, en términos de calidad y tiempo, de cualquier proceso que implique un coste para la compañía debería poder ser medida. Cuanto menos subjetivo y más medible sea el proceso, más susceptible de mejora y más eficiente se vuelve en la operación. Una gran ventaja que presenta un programa de background screening, es que puede ser medido. Un buen proveedor será capaz de comprometer un Service Level Agreement en cuanto al tiempo de entrega de sus reportes; y la calidad de éstos podrá medirse por la cantidad de información relevante que aportan. Llevar a cabo background checks en Latinoamérica implica un alto nivel de experiencia, puesto que todavía las bases de datos son escasas y el proceso es muy manual. El reto es cumplir con los tiempos que requiere el proveedor y ser capaz de aportarle reportes con un bajo nivel de Unable to Verify (UTV).

No discriminan

Es sorprendente que, todavía en nuestro siglo, algunas compañías consideran relevante dentro de sus matrices de riesgo la preferencia sexual o religiosa de sus candidatos de empleo, su sexo o sus posibilidades económicas. Esto explica por qué algunas prácticas de “verificación” son tan invasivas de la intimidad e indagan sobre ese tipo de información. Un background Check se enfoca sobre información objetiva para mitigar riesgos reales en la contratación de un candidato. Si el candidato manejará los bienes de la compañía, será importante verificar que carezca de antecedentes de robo; si será un chofer y transportará mercancía, será relevante un examen antidoping; si se trata de un alto ejecutivo con visibilidad y toma de decisiones estratégicas, será muy importante revisar sus antecedentes profesionales. En ningún caso el sexo, el poder económico o la preferencia religiosa será un parámetro a tomar en cuenta.

Son relevantes

Siempre puede suceder que una compañía vea lesionada su integridad o su reputación por la mala práctica de un empleado. El verdadero error no es que esto suceda, sino que la compañía no se cuestione sobre sus prácticas para mitigar este tipo de riegos. Basta acercarse a asociaciones internacionales como NAPBS (National Association of Professional of Background Screening, por sus siglas en inglés), para entender en qué medida se ha especializado la práctica de los Background Checks en orden a mitigar riesgos en la contratación. Existe un modo de introducir la inteligencia en estos procesos y de hacerlos relevantes para la compañía. Son una valiosa inversión para proteger algo invaluable, la reputación; y también, en ocasiones, algo muy tangible: el capital de la compañía. Un proceso extenso de background check incluirá información acerca de la identidad del candidato, sus antecedentes académicos y profesionales, su historial de litigios y en su caso una revisión de listas de vigilancia internacionales. La revisión de sus redes sociales siempre aporta valor. En algunos casos será pertinente revisar también el historial crediticio del candidato o incluso hacer un examen antidoping.

Tómalo en cuenta:

  • El valor más definitivo que aportan los backgrund checks es el cruce e interpretación de los hallazgos.
  • Los background checks nos ayudan a PONDERAR el riesgo en el proceso de contratación.
  • Hacen justicia a cada candidato y protegen del fraude a la compañía.