El compliance conduce a solidos procesos background check

El compliance conduce a solidos procesos background check.

El nivel de cumplimiento que las empresas cumplen a la hora de contratar a solicitantes de empleo y proveedores, especialmente cuando se trata de protección de datos y prevención del fraude, serán un diferenciador decisivo para el nearshore. Para las compañías que están sujetas a estrictas regulaciones anti-corrupción, como la FCPA o UK Bribery Act, o estrictas leyes de protección de datos como el RGPD, las verificaciones de antecedentes son especialmente importantes.

Background checks: Mayor competitividad

Muchas empresas localizan parte de su proceso estratégico, ya sea comercial u operativo, en lugares cercanos al nearshore. Nearshores puede estar a cargo de la contratación de empleados y proveedores, pero como se consideran una extensión de la misma organización, están sujetos a los mismos requisitos reglamentarios.

A veces, sin embargo, terceros son contratados para desempeñar el papel de empleados de detección y proveedores para la operación nearshore. La empresa matriz debe estar segura de que el proveedor demuestra altos estándares de cumplimiento, por lo menos equivalentes a los de la compañía contratante.

En cualquier escenario, cumplir con los estándares de cumplimiento cuando se contraen empleados o proveedores es un factor competitivo clave. En el primer caso, la compañía mitiga posibles riesgos de cometer ilícitos en sus operaciones fuera del país de origen y asegura un estándar global. En el segundo caso, las compañías locales expanden sus oportunidades de negocio garantizando a las compañías globales sus mismos estándares de cumplimiento.

Protección de datos y prevención del fraude

Una preocupación importante para las empresas, tanto globales como locales, es el cuidado del tratamiento de datos personales.  Las nuevas leyes de protección de datos en algunos países de América Latina han reducido significativamente las brechas en sus regulaciones en relación con las normas mundiales. Es cierto que todavía puede haber peculiaridades en la aplicación de las regulaciones de protección de datos en cada país, y es crucial saber cuáles son, pero las cuestiones más sensibles ya están en gran medida estandarizadas y alineadas con el RGPD.

Como ejemplo, Brasil pondrá en práctica una nueva ley de protección de datos el próximo mes de agosto de 2020. El RGPD europeo ha sido el punto de referencia para esta ley, que incorpora los conceptos más importantes del RGPD. Sin embargo, la ley brasileña contiene escenarios particulares que son importantes de entender. América Latina ha avanzado significativamente en los últimos años en la protección de datos y las multas por violaciones de la privacidad -como las que forman parte de la nueva ley de Brasil- podrían causar un gran gasto en las finanzas y la reputación de una empresa. Los clientes que se encarguen de cumplir con la ley serán más competitivos a la hora de obtener contratos con empresas locales y globales. Las áreas de cumplimiento deberán estar especialmente atentas en el monitoreo de sus operaciones en el nearshore.

Las empresas también están preocupadas por su nivel de prevención en materia de corrupción. El recientemente publicado Global Corruption Barometer-Latin America and the Caribbean 2019, de Transparencia Internacional muestra que el soborno y otras prácticas corruptas en la región, lejos de disminuir, han aumentado. La exposición al soborno, a la malversación de fondos, o al tráfico de influencias están a la orden del día en Latinoamérica, sobre todo en la interacción entre el sector público y privado.

Las compañías extranjeras, en particular las procedentes de Estados Unidos, requieren de un sólido programa de verificación que mitigue en riesgo de contratar empleados o proveedores con este tipo de antecedentes y cuyo, debido cuidado, las proteja de elevadas multas por falta de prevención, tanto en el país de operación como en el de origen.

Factores clave para tener en cuenta

Para terminar, aquí hay tres factores a considerar con respecto al cumplimiento y los background check en América Latina: 

  1. Fortalecer los procesos de selección de candidatos y proveedores en el nearshore reduce los riesgos de fraude y las negligencias en el manejo de datos personales sensibles. La experiencia demuestra que el mayor nivel del fraude en las principales industrias es cometido por el personal interno.
  2. Tercerizar los procesos de selección de candidatos robustece los procesos de selección de candidatos y eleva su nivel de operación. Además, blinda el proceso con mayores garantías pues la empresa no se audita a sí misma sino a un tercero con base en sus estándares.
  3. La mayoría de los países en Latinoamérica ya han estandarizado sus normas de protección de datos. Próximamente entrará en vigor la LGPD Brasileña. Las empresas de nearshore y sus proveedores de background checks deben dominar la aplicación de estas leyes en cada país, aun cuando el estándar esté muy alineado con GDPR.