Una mentira «piadosa» puede significar una gran fractura en el CV de un candidato.